22 febrero, 2018

MEDIACIÓN FAMILIAR

¿Problemas familiares? ¿Necesitas un psicólogo especialista en mediación familiar? ¿Has oído hablar sobre la mediación en conflictos pero no sabes lo qué es? ¿Quieres separarte de tu pareja y quieres evitar enfrentamientos en un futuro? ¿Estás cansado de buscar un centro de mediación familiar sin un buen resultado? ¿No encuentras un centro de mediación que te ayude en la partición de herencia? ¿En tu familia existen conflictos económicos y necesitáis un intermediario que os ayude a dialogar? ¿Tienes dificultades en la relación con tus hijos? ¿Os acabáis de divorciar y necesitáis unos servicios de mediación familiar? ¿Te han recomendado una mediación para la custodia compartida? ¿Necesitáis una conciliación familiar? ¿Necesitas una mediación familiar en Madrid?

Pues este es tu portal. Ponemos a tu disposición un abanico de psicólogos especializados en mediación familiar. Puedes consultar psicólogos mediadores que estén en Sevilla, en La Rioja, o en cualquier otra comunidad.

alt=”Mediación familiar”

¿Qué es la mediación familiar?

¿Qué es un psicólogo especialista en mediación familiar?

Partimos de la base de que la mediación familiar se puede desarrollar tanto en un proceso de separación, por ejemplo para la custodia compartida, como en otro tipo de conflictos familiares entre herederos, intergeneracionales, adopciones, etc. Ya que es un método de gestión y resolución de conflictos, cuyo fin es conseguir una salida pacífica a los conflictos generados en el entorno familiar. Sus bases se basan en el diálogo y el respeto mutuo.

En este proceso, el mediador familiar (psicólogo especialista en mediación familiar) asume una postura neutra e imparcial. Se encargará de guiar el diálogo, controlar el proceso, recabar información del problema o de los problemas familiares, examinar las necesidades de cada persona involucrada, crear el clima adecuado, proponer alternativas de solución y lograr que ambas partes lleguen a un acuerdo. De esta forma se intenta dar una alternativa a un proceso judicial, aunque en muchos casos si el proceso ya está activo (por ejemplo, un divorcio), servirá como complemento. Es decir, gracias a la mediación familiar se pueden evitar enfrentamientos futuros. 

Es importante señalar que la mediación familiar es voluntaria, privada y confidencial. Asimismo, no se puede hacer mediación familiar cuando existen casos de violencia de género.

Algunas de las ventajas de la mediación familiar:

Económica (evita las actitudes contenciosas), rápida (acorta el tiempo de resolución del conflicto), inmediata, preventiva, establece un acuerdo satisfactorio para todos, menor desgaste emocional, y restablece los canales de comunicación

alt=”Mediación familiar”

LA MEDIACIÓN FAMILIAR, ¿PARA QUÉ SE UTILIZA?

En el proceso de divorcio

  • Problemas de relación entre los miembros de la familia (como por ejemplo, dificultades en la relación con los hijos) causados por la separación.

  • Discrepancias derivadas de la separación o divorcio de la pareja (por ejemplo, discrepancias en la educación y la atención de los hijos, pugnas por objetos o inmuebles sin llegar a un consenso).

  • Parejas que deseen finalizar su unión y quieran llegar a un acuerdo en materia de custodia de hijos, régimen de visitas, pensiones y reparto de bienes, hayan iniciado o no los trámites de separación

  • Falta de comunicación o de comunicación errónea que origina problemas.

  • Disputas en lo relativo al reparto de las cargas económicas.

  • Disconformidades en la organización de las responsabilidades.

En el proceso de herencias

  • Disputas en lo relativo al reparto de las cargas económicas (Conflictos económicos).

  • Desacuerdos en la partición de herencia.

  • Dificultades originadas por la falta de comunicación o de comunicación errónea.

Otros conflictos familiares

  • Problemas en la empresa familiar.

  • Complicaciones a la hora de facilitar la comunicación entre el adoptado o acogido y su nueva familia, o bien en los problemas surgidos en el caso en el que éste quiere buscar sus orígenes y ponerse en contacto con su familia biológica.

  • Conflictos en relación con la atención de personas dependientes.

ENCUENTRA AL PSICÓLOGO O PSICÓLOGA QUE MEJOR SE ADAPTE A TUS NECESIDADES