23 febrero, 2018

TERAPIA DE PAREJA

Pues este es tu portal. Ponemos a tu disposición un abanico de psicólogos especializados en terapia de pareja. Puedes consultar psicólogos especialistas en pareja que estén en Murcia, en León o de cualquier otra comunidad.

alt=”Ayuda psicológica mediante la terapia de pareja”

Problemas en la  pareja

Es normal en una relación de pareja pasar por momentos de crisis. En estos momentos la relación de pareja comienza a deteriorarse. Aparecen los conflictos y el estrés; las discusiones se hacen cada vez más frecuentes y más destructivas, lo que provoca un malestar dentro de la pareja. En este punto la convivencia se hace cada vez más complicada y los problemas de comunicación se hacen patentes, llegando incluso a un distanciamiento afectivo. Pero este distanciamiento no solo es provocado de forma activa, también puede ocurrir que la rutina, el paso del tiempo, la convivencia, empiecen a ser parte de un problema de pareja del que no nos demos cuenta, la desilusión o el desamor, y poco a poco nos vamos distanciando de nuestra pareja sin hacer nada. En ambos casos los problemas de comunicación, el déficit de habilidades de solución de problemas, los retos difíciles dentro de una pareja, son algunos de los impedimentos que nos encontramos para solicitar ayuda psicológica y así superar la crisis en nuestra pareja.

No aguanto más”, “es que no veo salida”, “ya nada es igual” son frases muy comunes que se utilizan cuando los problemas de pareja desbordan. En este momento se plantea la posibilidad de que un profesional, ajeno a la relación, ayude antes de tomar la decisión de separarse. Y la posibilidad de la separación siempre estará, pero hay que tener en cuenta que es muy dolorosa, sobre todo cuando hay hijos o cuando todavía existe amor.

 

alt=”Terapia de pareja”

¿Qué es la terapia de pareja?

Una terapia de pareja en un proceso terapéutico que te ayudará a ti y a tu pareja a resolver los problemas encontrando la mejor solución posible. Para ello el psicólogo ayudará en la comunicación, en reforzar los aspectos positivos y en encontrar la raíz del conflicto.

Los psicólogos especialistas en terapia de pareja siempre parten de la base de que ambos integrantes vienen de distintos sistemas familiares, con diferentes creencias, historias y experiencias. Estas diferencias son las que van a influir en su vida personal y en su manera de interpretar la relación. Por este motivo es importante que cualquier tratamiento psicológico en su crisis de pareja se centre en el diálogo y en el entendimiento entre ambas partes. En este punto también hay que añadir que será necesario no solo hablar, sino poner en práctica los ejercicios que sean necesarios para poder solucionar los problemas de pareja. En su conjunto, es comprensible aclarar que romper con el círculo vicioso que genera cada uno de los problemas de pareja es complejo, pues implica que ambos miembros de la pareja deben dejar atrás hábitos que han estado arrastrando a lo largo de los años, en su lugar, deben desarrollar formas más apropiadas de relacionarse, tanto  verbalmente como a la hora de actuar.

Es muy importante tener en cuenta que la terapia de pareja no está concebida solo para mantener la unión entre dos personas sino que también, en algunos casos, para tener una ruptura lo menos conflictiva y dolorosa posible.

Preguntas Frecuentes Que Nos Hacemos Antes De Acudir A Una Terapia De Pareja​

¿Cuándo es el mejor momento para acudir a terapia de pareja?

Darse cuenta de que existe un círculo vicioso de conflictos y que nuestros comportamientos repercuten y no ayudan, no es fácil. En una pareja, ambos integrantes suelen estar muy involucrados emocionalmente, y por lo tanto, en muchas ocasiones, ni tan siquiera son conscientes de que esas conductas pueden ser la causa del problema o uno de los motivos de nuestra crisis de pareja.

Por esta razón, es importante acudir a terapia con las primeras manifestaciones de que algo en nuestra pareja no funciona, ya que el principal problema en la terapia de pareja es que la pareja acude al profesional cuando solución es complicada. Para que una terapia de pareja funcione es importante estar seguros de que se quiere seguir con la relación y no dar nada por acabado o perdido.

¿Cuántas sesiones suelen ser necesarias?

La duración de cualquier terapia depende del problema que se presente, cada caso es único. Debemos de tener en cuenta que la terapia depende de muchos factores, pero sobre todo de los pacientes, de la motivación de estos, de la adquisición de los nuevos recursos o conductas, de otros problemas psicológicos… A veces basta con un par de sesiones breves y otras veces es necesaria una terapia más profunda.

¿Puedo hacer terapia de pareja sin mi pareja (no quiere venir a terapia)?

Si alguno de los dos miembros de la pareja se niega a acudir a sesiones de terapia de pareja, se puede ir solo, aunque, estadísticamente es más complicado reparar una relación si sólo uno de los dos quiere asistir a las sesiones con el psicólogo, ya que hay menos capacidad de maniobra. Por lo que aconsejamos la participación de los dos miembros. Sin embargo, hay casos en los que solo acude uno y su pareja acude tiempo después al ver los cambios y la repercusión que ha tenido. No olvidemos que cada perdona tiene su tiempo para enfrentar los conflictos.

Yo me quiero separar pero mi pareja no, o viceversa ¿esto es terapia individual o una terapia de pareja?

Cuando solo uno de los miembros desea separarse, la terapia suele ser individual. Lo mismo pasa si al principio uno de los dos muestra alguna duda de si seguir junto a su pareja o romper. En este caso, esa duda debe ser aclarada antes de iniciar cualquier terapia en pareja, ya que se hace complicado realizar una terapia conjunta, pues hasta que la persona no se aclare a nivel individual, es muy difícil que encuentre las razones para trabajar sus problemas en pareja.

Esto no quiere decir que no se puedan combinar determinadas sesiones individuales con otras de pareja. Pero en este caso, es necesario evaluar el porqué de las mismas y qué pueden aportar para el avance de la terapia.

¿Es efectiva la terapia de pareja?

La efectividad de la terapia de pareja suele ser alta. Sin embargo, esta dependerá del interés de los dos  en solucionar los problemas y el esfuerzo que realicen juntos  como pareja e individualmente.

También es importante señalar que la terapia es mucho más eficaz si se acude nada más observar los primeros indicios de que la relación no va bien y no cuando han pasado años y existe un desgaste significativo en la relación.

¿Cuándo no funciona la terapia de pareja?

El problema de pareja es secundario a un problema individual.

Los objetivos de la terapia no están claros.

Si existen un maltrato psicológico y/ o físico.

Uno de los miembros realmente no quiere ir a terapia, lo hace forzado.

Cuando la pareja o uno de los miembros no realiza las tareas encomendadas.

Los miembros de la pareja se sienten incómodos en la terapia o no quieren hablar de intimidades

Prejuicios o negativas de que las cosas nos van a cambiar aunque se haga terapia.

El terapeuta no es el adecuado.

Cuando uno de los miembros utiliza la terapia de pareja como dependencia emocional.

No hay confianza entre los miembros.

Uno de los miembros de la pareja ya ha decidido terminar con la relación y utiliza la terapia como método de comunicarlo o como forma de convencerse de que ya lo ha intentado todo.

Cuando se ha esperado para ir a consulta y el problema emocional es demasiado grande como para ser reparado.

Si solo existen reproches y no hay voluntad por solucionar los problemas.

Cuando terceros interfieren en el proceso de la terapia de pareja.

No hay una continuidad terapéutica, las sesiones se dan cada mucho tiempo, .

PROBLEMAS DE PAREJA MÁS COMUNES

alt="Ejemplos de problemas de pareja"
  • Celos.
  • Dependencia emocional.
  • Problemas de comunicación.
  • Rutina en la pareja.
  • Dificultad para compatibilizar las actividades de ocio y tiempo libre.
  • Insatisfacción sexual. Por ejemplo, falta de deseo sexual o disfunciones sexuales.
  • Desequilibrio de poder: Uno de los miembros de la pareja asume todo el control y toma decisiones de manera unilateral sobre asuntos importantes de la vida en pareja.
  • Infidelidad.
  • Falta de resolución de conflictos.
  • Problemas para negociar y llegar a un acuerdo.
  • Alejamiento emocional. Sensación de soledad, de incomunicación, de incomprensión mutua.
  • Problemas en la convivencia de la pareja.
  • Escasa expresión de afecto y detalles hacia la pareja. Los motivos pueden ser variados, desde la existencia de barreras emocionales hasta la inseguridad sobre cómo hacerlo.
  • Falta de compromiso. Uno de los miembros de la pareja se suele involucrar más.
  • Falta de cooperación en las tareas domésticas o en las responsabilidades de la pareja.
  • Agresividad y violencia en las discusiones.
  • Familias que interfieren en las decisiones y la vida cotidiana de la pareja.
  • Sensación de desatención y falta de cuidados.
  • Escasa confianza.
  • Comportamientos posesivos que provocan opresión o poca libertad.
  • Diferencias culturales.
  • Déficit en habilidades de solución de problemas.
  • Dificultades para negociar el cuidado y atención de los hijos y/o las hijas.
ENCUENTRA AL PSICÓLOGO O PSICÓLOGA QUE MEJOR SE ADAPTE A TUS NECESIDADES