26 febrero, 2018

TERAPIA PSICOLÓGICA PARA MAYORES

TERAPIA PSICOLÓGICA PARA MAYORES

No lo dudes más y consulta nuestro portal. En él encontrarás profesionales expertos en demencias como el Alzheimer (antiguamente llamada demencia senil) y en psicogerontología. Puedes buscar psicólogos especialistas en la tercera edad en Madrid, en Jaén o en cualquier otra comunidad autónoma. 

alt="Demencia senil"

¿En qué consiste la terapia psicológica enfocada en la tercera edad?

La tercera edad es una etapa del desarrollo del ser humano que se caracteriza por ser un periodo de cambio en muchas áreas de funcionamiento. Por este motivo la función principal del psicólogo será promover la adaptación de la persona mayor a este periodo de su vida. Es importante aprender a manejar los sentimientos y las emociones que surgen en estas edades y a darle importancia a los problemas psicológicos que pueden aparecer. En este punto, hay personas que presentan un buen estado de salud física y psicológica y a quienes puede ayudar un programa de envejecimiento activo. Estos programas están diseñados como medida preventiva ante el deterioro físico y cognitivo. Sin embargo, cuando aparecen afecciones a nivel físico y/o psicológico es fundamental realizar una intervención que las minimice lo máximo posible.
Un tipo de afecciones son las demencias, antiguamente englobadas en el concepto de demencia senil al desconocer los tipos de demencia que hoy en día conocemos. Se caracterizan por una pérdida progresiva de capacidades cognitivas y/o físicas, que suelen pasar por fases de menor a mayor afección y verse acompañadas por alteraciones psicológicas (depresión en mayores, apatía…) o conductuales (agresividad, irritabilidad, desinhibición…) según el tipo que se padezca. Ya sea demencia tipo Alzheimer, demencia vascular, demencia asociada al Parkinson, demencias frontotemporales, etc. En cualquier caso, la intervención debe estar enfocada en realizar terapias que minimicen el deterioro cognitivo y físico sin olvidar la dependencia y necesidad de cuidados que suele recaer en los familiares más próximos. Una intervención integral debe tener en cuenta la orientación y ayuda a las personas que cuidan, cuidando al cuidador e intentando mejorar la calidad de vida tanto de la persona dependiente como de sus cuidadores. L

alt=”Problemas cognitivos, demencia, demencia senil, alzheimer”

Durante el proceso de envejecimiento se modifican los ritmos circadianos (ciclos de vigilia-sueño) siendo importante regularlos para que se adecúen a la rutina diaria.

Algunos de los factores que pueden contribuir al deterioro del sueño en la tercera edad son: 

  • Cambios fisiológicos propios del envejecimiento.
  • Cambios en los patrones de sueño.
  • Alteraciones del ritmo circadiano.
  • La jubilación.
  • Muerte de los miembros de la familia o cónyuge.
  • Existencia de enfermedades médicas.
  • Condiciones psicosociales.
  • Hábitos de sueño.
  • Depresión.
  • Síntomas respiratorios.
  • La incapacidad.
  • La sensación subjetiva de mala salud.
  • Síndrome de Apnea-Hipopnea del sueño.

Problemas psicológicos de las personas mayores.

Demencia (Antiguamente llamada demencia senil):

Síndrome mental orgánico que tiene por característica principal la pérdida de capacidades cognitivas (como la memoria, la atención, etc.), y que reducen la capacidad de una persona para realizar las actividades cotidianas y de ser independientes. Las demencias más comunes son las provocadas por la Enfermedad de Alzheimer, la Enfermedad de Pick, la Enfermedad de Parkinson, la Corea de Huntington o las demencias vasculares.

Depresión en la 3ª edad

La aparición de depresión en la tercera edad es uno de los trastornos más frecuentes y puede deberse a múltiples causas. Entre ellas pueden encontrarse experiencias vitales negativas, traumáticas, sensación de inutilidad y pérdida de autoestima, depresión secundaria a otra patología o pérdida de objetivos vitales.

Pérdida de autoestima

La pérdida de capacidades o de los roles sociales suelen conllevar una pérdida de autoestima, fomentando pensamientos del tipo “ya no valgo para nada”.

Trastornos del sueño

A medida que nos vamos haciendo mayores aparecen algunos de los siguientes problemas de sueño:

  • Insomnio
  • Síndrome de apnea-hipopnea del sueño.
  • Movimientos periódicos de las piernas…
  • Alteraciones del ritmo circadiano.

Esto es debió a:

  • Cambios fisiológicos propios del envejecimiento.
  • Existencia de enfermedades médicas.
  • Condiciones psicosociales.
  • Malos hábitos de sueño
  • Tratamientos que afecten al sueño

Estrés y ansiedad

Cuando se alcanza la vejez, son muchos los cambios vitales que se experimentan. Por este motivo, la ansiedad es una reacción habitual ante dichos cambios o ante situaciones que consideramos estresantes o preocupantes, por ejemplo:

  • Reducción de la autonomía.
  • Incomprensión familiar.
  • Problemas económicos.
  • Deterioro del estado de salud/ incapacidad física.
  • Padecimiento de otra enfermedad.
  • Cambios bruscos en el estilo de vida.
  • Aislamiento social.
  • Proximidad a la muerte.
  • Soledad.

Demencia, ¿cuáles pueden ser los primeros síntomas?

  • Pérdida de capacidades cognitivas, (ya sea pérdida de memoria, atención, razonamiento…).
  • Pérdida de autonomía, especialmente al tener que realizar tareas fuera del espacio habitual y conocido.
  • Desorientación en el tiempo (no saber qué día es) y en el espacio (perderse en lugares familiares).
  • Cambios de humor y de personalidad.
  • Trastornos del lenguaje: Dificultades en la comprensión del lenguaje, olvidar el nombre de palabras cotidianas, etc…
  • Olvidar cosas con mayor frecuencia de la habitual. 
  • Desinterés por las cosas que se vuelven demasiado complicadas. 
  • Dificultades para realizar tareas domésticas habituales (cocinar, poner una lavadora, hacer la compra…) 

ENCUENTRA AL PSICÓLOGO O PSICÓLOGA QUE MEJOR SE DAPTE A TUS NECESIDADES